miércoles, 26 de octubre de 2011

Date cuenta.


Me han mentido tantas veces que ya no diferencio la verdad de las palabras que se van y vienen. Son aquellas sonrisas escondidas en una caja de cristal, aquellas que resumían los días consumidos en tus labios, esa ausencia de latidos que provocan una muerte dulce. Los sueños hoy van mucho más allá del arcoíris, y no te encuentran. Reclaman en silencio tu nombre, y gritan sálvame. Y es que quizás puede que todo tenga un principio y un final, puede que al final no sirva de nada luchar. Y puede que un día despertemos, y al abrir los ojos el dolor no exista. La vida cambia y con ella todo, mantenerse como siempre es lo difícil. Porque puedes tenerlo todo y no tener nada, aprende a diferenciar lo realmente importante. A lo largo de la vida las victorias y las caídas van y vienen, solo quien te quiere de verdad permanecerá a tu lado siempre, date cuenta…

No hay comentarios:

Publicar un comentario